Sustentabilidad / Sea the Solution / El desafío Alimentario

Le presentamos a Frank, que está revolucionando la salud de los peces con iFarm

El reconocimiento facial ya no está reservado al mercado de los smartphones. Con la tecnología de iFarm cada salmón es tratado de forma individual.

"Lo verdaderamente revolucionario de iFarm no es sólo la vigilancia avanzada, sino las medidas puestas a disposición a través de la inteligencia artificial para mejorar la salud de los peces en todos los niveles", afirma Geir Hauge, director general de BioSort.

IFarm es un proyecto en curso iniciado por BioSort junto con Cermaq, con el fin de mejorar el bienestar de los peces y proporcionar un registro sanitario único para cada salmón.

"En el caso del salmón de cultivo ocurre lo mismo que con cualquier otro animal de criadero. Hay que tratarlos bien y su valor como fuente de alimento saludable no debe ir en detrimento de su bienestar", afirma Karl Ottem, responsable de la salud de los peces y del proyecto IFarm en Cermaq.

I Farm Fig 1
IFarm es un proyecto en curso iniciado por BioSort junto con Cermaq, con el fin de mejorar el bienestar de los peces y proporcionar un registro sanitario único para cada salmón.

Se ha reconocido que los peces pueden percibir una variedad de estados emocionales. No pueden razonar o pensar de la manera familiar para nosotros los seres humanos, pero pueden percibir dolor, miedo y muy probablemente también felicidad hasta cierto punto. El seguimiento individual de cada pez proporcionará un nuevo nivel de conocimiento de la vida en los corrales de red.

La idea de iFarm surgió cuando BioSort utilizó su tecnología para detectar y separar los salmones de cultivo de los salvajes. ¿Y si se pudiera utilizar la misma tecnología en un lugar de cultivo de salmón en el mar para reconocer y seguir a cada uno de los peces?

I Farm fig 2
Les presentamos a Frank De acuerdo, lo hemos inventado, no tiene nombre, todavía. Con la tecnología de iFarm eso está a punto de cambiar, aunque los peces probablemente tengan un número de identificación para empezar.

Un cambio en la salud de los peces

El reto de esta idea es que nadie lo ha hecho antes. No hay instrucciones paso a paso a las que recurrir. Sin embargo, si Cermaq y BioSort tienen éxito, pueden cambiar potencialmente la industria del salmón de cultivo para siempre.

"IFarm" puede escanear a cada uno de los peces. En lugar de tratar a la población como un colectivo, podemos separar a los peces que tienen problemas y tratarlos individualmente. Esto puede significar un cambio en la salud de los peces y en la industria del salmón de cultivo", afirma Hauge.

Ottem cree que esto puede incluso tener un gran impacto en la totalidad de la industria."Nosotros, como sector, nos enfrentamos a ciertos desafíos, y con iFarm podremos afrontarlos mucho antes y, con suerte, evitar varios de ellos", afirma.

Algo así como el piloto automático de Tesla

El escáner de iFarm es una construcción de seis metros de ancho que se baja en el corral de red. Hay cámaras situadas alrededor de toda la estructura que funcionan de la misma manera que el piloto automático de Tesla. Cámaras que captan el entorno y utilizan la inteligencia artificial y el aprendizaje automático para luego realizar un movimiento. En este caso, no se trata de cambiar de vía, sino de guiar a los salmones a una esclusa diferente y separarlos del resto del grupo si necesitan tratamiento.

“Y ahí es donde estamos en este punto. Las pruebas iniciales con el clasificador se realizaron con la ayuda del control humano y demostraron que el clasificador es capaz de clasificar pescado con delicadeza, lo que supuso un gran hito. El objetivo y el siguiente paso es que la clasificadora se vuelva autónoma para que, junto con el sistema de sensores iFarm, pueda tomar sus propias decisiones en función de criterios definidos”, explica Hauge.

Destaca que una gran parte del trabajo consiste no sólo en resolver los problemas técnicos para que iFarm funcione, sino también en hacer que sea fácil trabajar con él. Esto es algo que Ottem también destaca como un resultado importante de este proyecto.

"La transición de una piscicultura de salmón normal a una piscicultura de salmón de iFarm es corto, independientemente de las diferentes ubicaciones, el terreno y el entorno. La tecnología es fácil de aplicar, y esa es la clave del éxito, dice Ottem.

I Farm Fig 3
La parte desafiante de esta idea es que nadie lo ha hecho antes. No hay instrucciones paso a paso para consultar. Sin embargo, si Cermaq y BioSort tienen éxito, pueden cambiar para siempre la industria del cultivo de salmón.

Minimizar el desperdicio de alimentos, optimizar la salud de los peces

El sistema iFarm permite seguir de cerca el desarrollo de cada pez y proporcionará información sobre su peso, la rapidez con la que crece y la cantidad de comida que necesita. Esto no sólo es beneficioso para la salud de los peces, sino que también ayudará a evitar el desperdicio de alimentos.

Existe un fuerte vínculo entre la buena salud de los peces, la producción óptima de alimentos sanos y el éxito del negocio. Ottem subraya la importancia que tiene para el sector la mejora constante de los métodos de trabajo para garantizar las licencias de explotación.

"iFarm es también el resultado de lo que podemos hacer cuando trabajamos juntos en diferentes sectores y puntos de interés. No estaríamos en esta posición sin la tecnología de BioSort, y ellos no podrían haber llegado tan lejos sin probar y trabajar en una instalación de cultivo real. iFarm podría ser el ejemplo perfecto de cómo diferentes grupos de interés trabajando juntos pueden proporcionar tecnologías innovadoras", dice Ottem.

Paso a paso

Todo el desarrollo técnico se lleva a cabo en Fornebu, donde se fabrican los prototipos.
Las primeras pruebas se realizan en la piscina de Fornebu
Las siguientes pruebas se realizan en el océano en Drøbak
Las pruebas a escala real se realizan en las instalaciones de Cermaq en el norte de Noruega