La producción sostenible de salmón comienza con los alimentos, afirma Tibiabin Benítez-Santana, Directora Global de Alimentación y Nutrición de Cermaq. El reto es producir alimentos sostenibles que tengan un bajo impacto climático y una composición nutricional óptima.

Los alimentos son responsables de alrededor del 80% de las emisiones de carbono de la producción de salmón actual (sin incluir el transporte al mercado). Lo mismo ocurre con todas las demás formas de producción animal.

“Alrededor del 80 % de los gases de efecto invernadero procedentes del cultivo del salmón provienen de los pellets.”

––TIBIABIN BENITEZ-SANTANA, CERMAQ’S GLOBAL FEED AND NUTRITION MANAGER

A medida que la industria del salmón ha ido creciendo, su impacto medioambiental está atrayendo un escrutinio cada vez mayor. El aumento en la preocupación de los clientes por la sostenibilidad y la seguridad alimentaria también ha presionado a las empresas salmoneras para que documenten la huella de carbono de los alimentos que utilizan.

"Un mejor conocimiento de la formulación de los alimentos y del abastecimiento de materias primas, combinado con la eficiencia global de la conversión en alimentos marinos comestibles, ayudará a obtener una imagen más precisa de las emisiones globales", afirma Benítez-Santana.

Los principales desafíos para alcanzar las metas de sostenibilidad

"Las materias primas deben tener un bajo impacto ambiental, donde no compitan con el consumo humano, así como contener los nutrientes adecuados para una óptima salud y crecimiento del salmón, resultando así en productos de salmón de alta calidad", afirma Benítez-Santana.

Los investigadores y la industria deben unir sus fuerzas para acelerar la innovación en el sector de la acuicultura, con el fin de desarrollar y ampliar nuevas soluciones para aumentar la flexibilidad en la elección de materias primas sostenibles en los alimentos. Es imprescindible identificar y abastecerse de materias primas que potencien aún más el perfil de sostenibilidad de los alimentos. Ya hay muchas opciones disponibles", dice Benítez-Santana.

Evolución de las tendencias en la alimentación del salmón

Históricamente, el aceite y la harina de pescado han sido la base de los alimentos utilizados en el cultivo de salmón. Esto se debe a que se asemejan a lo que los peces comen en la naturaleza.

A medida que la industria ha crecido y se ha desarrollado, los volúmenes de peces salvajes recolectados de forma sostenible se han ido limitando, los alimentos para salmones han ido cambiando gradualmente hacia fuentes de proteína de origen vegetal que pudieran mezclarse con el alimento. Pero la producción de salmón de cultivo "vegetariano" no ha resuelto todos los problemas de la industria en lo que respecta a las fuentes sostenibles de alimentación de los peces.

"Hace un tiempo, la sustitución de la harina de pescado por el concentrado de proteína de soja se consideraba un avance positivo en la situación de la alimentación, que permitía el crecimiento dentro de los límites de la pesca sostenible de los peces forrajeros y la reducción de la proporción de peces que entran y salen", afirma Benítez-Santana.

2 Fish Feed for the Future 01
El salmón es un convertidor de alimento eficiente, obtenemos más kg de salmón que pescado en el alimento

La salmonicultura se ha convertido en un productor neto de grasas y proteínas marinas", afirma Benítez-Santana.

Sin embargo, el uso de concentrado de proteína de soja aumenta la huella de carbono del alimento, ya que es uno de los ingredientes que produce un alto nivel de CO2 durante su elaboración. Cermaq se ha comprometido a reducir su emisión de gases de efecto invernadero en un 35% para 2030 y está buscando nuevas formas de alimentar a su salmón.

“El concentrado de proteína de soja es uno de los ingredientes de los alimentos con mayores niveles de CO2”

––TIBIABIN BENITEZ-SANTANA, CERMAQ’S GLOBAL FEED AND NUTRITION MANAGER

Las nuevas materias primas pueden ser parte de la solución

El salmón, al igual que otros animales, depende de una serie de nutrientes como proteínas, grasas y vitaminas.

"A medida que introducimos nuevas materias primas, es cada vez más importante conocer las necesidades nutricionales del salmón. La composición de los alimentos cambia constantemente a medida que se desarrollan los avances en los conocimientos nutricionales y su aplicación en respuesta a la demanda comercial", afirma Benítez-Santana.

Se están probando materias primas tales como algas, levaduras e insectos para optimizar las necesidades físicas y nutricionales del salmón. Es importante identificar las propiedades prácticas y funcionales de dichas opciones, así como demostrar las cualidades medioambientales y sociales.

2 Fish Feed for the Future 02
Las algas y los insectos jugarán un papel mucho más importante en la alimentación del futuro.

“A medida que introducimos nuevas materias primas, es cada vez más importante conocer las necesidades nutricionales del salmón.”

––TIBIABIN BENITEZ-SANTANA, CERMAQ’S GLOBAL FEED AND NUTRITION MANAGER

Una vez más, es necesario acelerar el abastecimiento global, la expansión y el desarrollo de soluciones sostenibles para la acuicultura que respondan a las necesidades de los consumidores.

"Cermaq tiene licencias específicas de I+D para el Centro de Investigación del Salmón del Ártico (ASRC) en Finnmark, Noruega. Este lugar presenta unas condiciones ambientales únicas, con una duración del día variable y bajas temperaturas del mar, que lo convierten en el escenario perfecto para llevar a cabo los proyectos del ASRC.

"Estamos investigando cómo los cambios dietéticos relacionados con los niveles de proteína, los niveles de omega-3 y los diferentes ingredientes de los alimentos pueden mejorar la salud de los peces, la calidad de la cosecha y el crecimiento. También estamos probando varios ingredientes en colaboración con los proveedores de alimentos de nuestras regiones agrícolas".

La soja y la deforestación

La soja, ingrediente clave de la mayoría de los alimentos, ocupa enormes extensiones de tierra. Y lo que es más importante, en Brasil se están cultivando zonas de la selva y la sabana tropical, o Cerrado, para la producción de soja. Este cambio de uso de la tierra tiene graves consecuencias para la biodiversidad y el clima. Cermaq apoya el manifiesto de Cerrado y se asegura de que sus proveedores de concentrado de soja procedente de Brasil estén libres de deforestación en toda su cadena de valor.